No se asusten. De todos los retornos que últimamente experimentamos, éste será el más inofensivo y simpático. Juan Pablo Opakac, un alfajómano del ala radical, me contactó un día por Facebook para contarme que tenía una colección de envoltorios de los 90. Al comentario agregó una foto alucinante que a todos nos conmovió profundamente, y fue por eso fue que le pregunté si no quería mandarme muchas más fotos, fotos de toda la colección, con comentarios ad hoc, para eternizarlas en una entrada del blog. Lo hizo casi inmediatamente, y sus palabras me parecieron tan sinceras y luminosas, que creo conveniente cederles por completo este espacio. Que hablen Juan Pablo y su colección.


Algo recurrente que noto cuando escribo sobre esto, y además lo leo en la etiqueta de mi caja donde están contenidos los envoltorios, es que los llamo “papeles de alfajores”, justamente, y no envoltorios. Y creo que se debe a que antes todos los envoltorios eran de papel, del tipo Guaymallén.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre los Guaymallén de la década del ’90 y anteriores, puedo decir que tengo el sabor en las papilas todavía. Es sabor a recreo del primario. Después del timbre seguía adentro estirando con las uñas o la regla ese hermoso papel metalizado hasta que quede totalmente plano y libre de arrugas… (Cuando desapareció ese envoltorio, proliferaron los psicólogos en Argentina. Antes no, no hacía falta: ¡había papeles Guaymallén para estirar!).

El gran boom de los ’90 fueron los alfajores triples. Hay una gran variedad, era LA novedad. Todos o casi todos sacaron su versión de tres tapas, que en algunos casos ya no existen: El Bagley Blanco y Negro, que se llamaba 3N o 3B:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guaymallen TRIalfajor…

Guaymallén triple.JPG

Jorgelín…

Jorgelín.JPG

Capitán del Espacio… (pregunto yo, Facundo, ¿es el paquete más hermoso de la historia?)

Capitán del Espacio triple.JPG

Tofy3, Fantoche Triple, Turimar 3 Capas, Punta Ballena 3Triple, Tatín (¡3 dedos!), etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En algún momento también de los ’90, algunas marcas hicieron lo contrario: sacar versiones “mini”: Terrabusi Mini, Nestlé Mini, Jorgitos mini…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y también proliferaron los alfajores de sabores “novedosos” (queda claro que cualquier cosa que no sea dulce de leche, se puede considerar novedoso). Por esa época surgieron los alfajores sabor “Marroc”: Nic-Nac, Papu, Bon o Bon, Balcarce Marroc, Bariloche sabor Rhum, y el boom de los alfajores de mousse: Milkybar, MilkyWay, Milka, etc…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más o menos a mitad de los ’90, hubo una invasión de alfajores “light”, supongo que por la moda de lo light general, que había que hacer llegar a este producto tan consumido. Lo recuerdo como una invasión porque cada marca sacó su versión light con algo de color verde en el envoltorio. Se puede ver en los Bagley ByN, Guaymallén y líneas nuevas como Bagley “Tentalight”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Soy de Capital, nací en el barrio de la Boca y ahí vivo. Mi amor con los Capitán del Espacio comenzó en 1990, cuando empecé a ir a un club croata a en Dock Sud. Íbamos al club sobre la Av. Debenedetti, y cuando salíamos íbamos al Kiosco de al lado a comprar estos extraños alfajores con… ¡¡papel metalizado y un astronauta!!

Capitán del Espacio doble.JPG

Comer Capitanes fue un ritual cada sábado a la tarde durante toda la década del 90. Y era comer un gran alfajor que no comías en la semana. La semana era para los Fulbito, los Guaymallén o los Tatín. Esos eran los que apostabas en un Boca-River, por ejemplo, o sea lo que tu economía de monedas pedidas a la abuela podía saldar.

El alfajor Estancia El Rosario también es un clásico de los ’90, es el alfajor de mi viaje de egresados a Villa Carlos Paz. Es un típico alfajor cordobés, pero bien industrializado, de calidad. De membrillo, higo, durazno, ciruela, dulce de leche, chocolate. No era lo mismo comprar una caja de estos que la clásica bolsita transparente con alfajores cordobeses con el papel transparente y pegado por la grasa propia…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué más? Ah… el Terrabusi. Sobre el Terrabusi tengo un recuerdo particular que me gustaría confirmar con alguien de la época. Van a ver en el envoltorio un rectángulo que contiene el logo –la chica del paraguas- con un número “2”. Esos rectangulitos los recortábamos con tijeritas escolares, y se juntaban para una promo. No recuerdo si te daban otro alfajor o cómo era. Pero me acuerdo perfectamente la acción de recortar ese rectángulo de líneas punteadas. Comer un Terrabusi era de potentados…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Hasta aquí las palabras de Juan Pablo, a quien desde luego agradezco mucho todo este trabajo. Me envió además algunas otras fotos muy curiosas que no quisiera dejar de lado. Por ejemplo: estos viejos envoltorios de Havanna, algunos de los cuales hoy se ven muy raros —y feos, hay que decir—.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Efectivamente, durante los años noventa se produjo la transición entre los paquetes de papel metalizado y las adustas envolturas de plástico. A eso obedece, supongo yo, el sello de “Nuevo” de estos Jorgito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ojo con esta rareza de 1994, de cuando el Diego lucía una franja de pelo rubio. Brillante.

Boca Juniors.JPG

Final inmejorable. Llantos, nostalgia, todo tiempo pasado fue mejor,  Vox Dei, etc. Hasta la próxima.

Anuncios